Turismo

Está aquí: 

Desde hace años, República Dominicana se conoce en muchas partes del mundo por el tabaco. Tres de  los  principales municipios de esta provincia, como son Tamboril, Santiago de los Caballeros y Villa González, producen  el mejor tabaco  del mundo, lo que convierte a la demarcación  en la “Capital del Cigarro”.

Por este apetecible renglón,  más de cinco mil  turistas, nos visitan anualmente y no solo se llevan nuestro cigarro sino que  han obligado a esas industrias a hacer una ruta   donde ellos palpan la hoja ya sea en los campos o en el mismo almacén, donde reciben explicaciones.

Viendo  las constantes visitas de extranjeros interesados en conocer más de cerca  la forma en que los dominicanos  obtienen el tabaco y de él, el cigarro,  se creó hace  seis años  el Festival Procigar,  cuya fiesta se celebra en  febrero y patrocinado por General Cigar, Matasa, Tabacalera de García, La Aurora, Tabadom, Corporación Cigar Export, Tabaquisa, Tabacalera Fuente, Tabacalera La Alianza y La Flor Dominicana, principales empresas en la elaboración de cigarros.

Según Catherine Llibre, gerente de  comunicaciones del   Festival Procigar,  solamente este encuentro le  da la bienvenida a más de 300 personas de más de 20 países,  entre ellos   distribuidores, consumidores y socios de la industria  que vienen muy interesados en conocer todo el proceso del tabaco y  esos a la vez traen  más personas.

A los turistas interesados en conocer  más a  fondo el tabaco, se  les  hacen recorridos  por   emblemáticas fincas   donde  pueden ver la tierra donde se recolecta la hoja  y a las  fábricas de cigarros tan afamadas por los consumidores de tabaco de todo el planeta.

Regularmente las visitas son guiadas para facilitar el aprendizaje de las fases del cultivo y elaboración.

Cada vez que viene un extranjero a hacer turismo por el tabaco, no solo Santiago, sino República Dominicana cuenta con nuevos embajadores de buena voluntad. No somos el país más rico, pero Dios nos regaló las mejores tierras para cultivar tabaco.

No tenemos la mejor educación, pero nuestro pueblo es inteligente, habilidoso y responsable. Somos un país pobre y poco desarrollado, pero tenemos las mejores sonrisas. Nuestras casas son humildes, pero recibimos a los que nos visitan con alegría y agradecimiento. Carecemos de muchas cosas materiales, pero agradecemos al Señor lo que nos ha dado… y celebramos con orgullo lo que sabemos hacer bien, el cigarro”, dice  Henry Kerner, presidente de la Asociación de Productores de Cigarros de la República Dominicana.

La Ruta Turística Cultural del Tabaco ha ido creciendo con los años, convirtiendo a Santiago en la capital del Cigarro y de  un turismo que cada vez atrae a más extranjeros..

De hecho no es por casualidad que República Dominicana es conocida en suelo exterior por   el ron, el béisbol, el turismo y, por supuesto, el tabaco.

De manera independiente  cada fábrica trae cientos de turistas al mes y en La Aurora, en Tamboril,  hay un exquisito museo que cuenta la historia de la industria de Tabacos E. León Jimenes.

Kerner asegura que en treinta años de fabricación, los cigarros dominicanos han ganado reputación, y es una de las principales fuentes de riqueza para la economía de República Dominicana y  contó que algunos de los países que figuran entre los principales compradores de cigarros son Estados Unidos, España, Marruecos, Honduras, Holanda, Alemania y Bélgica.